Home Moda The Modubat, puro diseño con impacto positivo
The Modubat, puro diseño con impacto positivo

The Modubat, puro diseño con impacto positivo

0

Diseño, larga duración, materiales orgánicos, cultura, compromiso social, y ética, son los valores que definen el trabajo de Katalin, el alma de The Modubat, un proyecto firme con una identidad muy clara, que para nuestro entender, es un must en el sector de la moda con impacto positivo, como prefiere llamar ella a su proyecto, pues no quiere encasillarse en un concepto tan heterogéneo y cada vez con menos contenido, como ella mismo nos cuenta. Pero por encima de todo, es diseño.

Sus señas de identidad son minimalismo y piezas atemporales, huyendo de tendencias pasajeras. Consigue crear un estilo clásico que permite a quien lleva sus prendas, expresar su personalidad de una manera muy natural. Y eso precisamente es lo que busca Katalin, explorar cada estilo individual.

Con cuatro colecciones a la venta, The Modubat entiende la moda como un todo, lo que le ha llevado a publicar su propia revista cultural en la que sigue planteando el reto del diseño y la sostenibilidad, y quiere dar voz a movimientos que buscan un consumo más consciente.

Katalin fue y es, una de nuestras inspiraciones en los inicios de Mooiroom. Encontramos un par de ocasiones para tomar un café y charlar sobre el sector, sus luces y sus sombras. Ya hace un tiempito de eso, así que ahora echamos de menos su visión y queremos que nos cuente en qué momento se encuentra su marca.

Nos conocimos hace ya un par de años, nos podrías contar cómo ha evolucionado tu marca. ¿Algún aprendizaje que quieras compartir?

Estos dos años me han servido para saber que puertas tengo que cerrar y cuales dejar abiertas en cuanto a los productos a diseñar y sus canales de venta. He madurado, y ahora quiero estar yo directamente en contacto con mi cliente, he visto que ese contacto directo le aporta muchísimo al proyecto. Por eso he decidido apostar por la tienda on-line que pondremos en marcha a partir de Septiembre. Empecé con mucha fuerza, con esa inercia que te lleva automáticamente siempre hacia delante. Eso esta bien, pero también he tenido que parar para pensar. Durante el último año he trabajado para dentro, para mí. Para crear mi propia definición de la moda sostenible, creer en mi propio proyecto y sentirme reflejada en ella. Por eso digo que a partir de Septiembre comenzará una nueva era The Modubat.

En este momento te encuentras…. (en pleno proceso de creación de una colección, acabo de lanzar, en nuevos proyectos más allá de la moda, etc…)

Ahora mismo me pilláis en el País Vaco donde durante 3 meses estaré impartiendo clases en el Master de gestión y dirección de micro empresas en el sector textil sostenible que se imparte en la escuela de moda de San Sebastián (Gipuzkoa), y preparando también un curso de verano de patronaje y confección que impartiré también en el País Vasco en Aretxabaleta (GIpuzkoa) en concreto. A parte de esto, llevo un año trabajando en los productos que lanzaré a partir de septiembre, también he trabajado mirando para dentro, para mis propias motivaciones personales y profesionales y valores como marca y persona. He leído mucho, me he informado muchísimo. He visto lo que se va haciendo en nombre de la « moda sostenible ». Y sobre todo le he aplicado sentido común al proyecto para que la filosofía de The Modubat sea firme y sobre todo correcta. He trabajado mucho, no sólo en cuanto al diseño. Si no que en cuanto a lo que le quiero aportar al mercado de la moda, desde mi proyecto. La moda sostenible se está quedando anclado en el cambio de material y esto no me gusta. Quiero superar esa barrera, que estuvo bien en un principio pero ahora cada vez hay más etiquetados y negocio en torno a ello y no me quiero meterme ahí. Quiero trabajar directamente con fabricantes, con el taller de confección y con mi cliente. Y que yo lo vea todo lo que prometemos y ofrecemos en el producto. Cambiar el material y seguir haciendo lo mismo, no aporta nada positivo al sector de la moda. Por ello, me interesa más trabajar todos los demás aspectos : producción local, socialmente responsable, ofrecer un servicio de tu a tu al cliente, aportar incluso hablar directamente con el cliente… Me apetece muchísimo trabajar todos esos aspectos y ahora siento que estoy preparada. Sólo de esa manera cambiamos el sistema de la moda rápida generando un impacto positivo en el entorno y un consumo alternativo. Por otra parte, no se habla mucho de esto, pero muchos proyectos pequeños están bloqueados por el precio de tejidos ecológicos y sostenibles… ya que los metrajes mínimos de compra son muy altos, por ejemplo, o no tenemos otra opción que comprar a proveedores intermediarios. Cada vez está más inalcanzable para nosotros, los pequeños. Lo mismo pasa con los certificados, que aunque garanticen el buen trabajo que hay detrás de una prenda y su procedencia … ¿qué valor tiene cuando se ha producido en masa a miles de km de su punto de venta, en unas condiciones pésimas –aunque sean legales- de trabajo ? A veces, cuando aplicas los certificados ecológicos o fair trade a un producto no sabes  nada más que lo que te ha ofrecido la empresa/agencia que lo certifica. Todo lo demás te lo tienes que creer –no digo que mientan, digo que no es tan transparente como parece-. Y esa falta de contacto, no me gusta. No lo veo defendible delante de mi cliente. Prefiero centrarme en ese contacto directo con la fábrica, el taller, ver proyectos sociales avanzando y generar ese impacto positivo en directo en nuestro entorno que creo que hace falta.
Los próximos productos que lanzaré irán en algodón convencional (los tejidos tienen un certificado OEKOTEX-100) y fibras naturales convencionales. No utilizaré materiales ecológicos, pero el producto cumple con todos los demás aspectos de la moda sostenible cosa que varios productos « sostenibles » no lo cumplen. He decidido trabajar con estos materiales naturales, por que al fin y al cabo es lo que más uso y busco personalmente por alergia a sintéticos. También son las prendas que más me duran en el armario, las más agradables y nobles. He decidido trabajar así, también mirando y observando mi propia conducta de compra y ofrecer a mi cliente lo que yo deseo comprar : un producto perfectamente ético, durable, atemporal, de producción local, socialmente responsable y de diseño a un precio bueno y razonable.

Tu estilo es muy marcado y creemos que fácilmente identifcable precisamente por su minimalismo y corte clásico, ¿nos puedes hablar de tus colecciones?

Si, es eso lo que busco. Para mí es un estilo muy vasco. Lo relaciono con mi origen, y no hay cosa que más me emocione. Creo que cuando no llevamos adornos tenemos que hacer un esfuerzo para completar el look. La personalidad de cada uno juega un papel extraordinario en nuestra propia imagen diaria. Son diseños que te obligan a hacer ese esfuerzo, al fin y al cabo te ayudan a conocerte más en profundidad. Esto me encanta, es la esencia de The Modubat : una manera de ser.

A nosotras nos gusta mucho tu estilo porque, entre otras cosas, utilizas muchos tejidos diferentes. ¿Sigue siendo complicado encontrar proveedores?

Sigue siendo difícil. Los hay, pero para tenerlos a buen precio los mínimos de compra son muy altos. Imposible para proyectos como el de The Modubat. Y comprando a intermediarios, quedamos bastante bloqueados en lo que respecta a la gama y al precio.

¿Cuál es tu visión del sector hoy?  ¿eres más optimista que hace unos años?

Siempre he sido optimista, si no, nunca me hubiese lanzado a crear el proyecto The Modubat. La sostenibilidad está en boga también en la moda, y las grandes empresas ya están anunciado que dentro de pocos años toda su producción será sostenible.
Claro, todo esto difumina la diferencia en el valor del producto que ofrece una marca pequeña o una cadena gigante. Pero está bien que suceda esto, desde hace tiempo veo la necesidad de decir alto y claro que el cambio de  material no es hacer moda sostenible, si no que es cambiar el material.

Si no tocamos y modificamos el sistema, estamos en lo mismo. Por eso, es hora de empezar a definir los otros valores de la moda sostenible como  participar en proyectos sociales, la producción local, prendas duraderas y de calidad, éticas… De echo, ya se está empezando a hablar de  « impacto positivo ». Y esta definición creo que es más acertada y afinada respecto a lo que estamos haciendo los pequeños diseñadores. Ya que dentro del nombre « moda sostenible » han entrado demasiados proyectos que no tienen nada que ver entre ellos, y claro, hay mucho lío.

Por ello, hablemos, a partir de ahora de « impacto positivo ». Es más claro.

¿Te parece que va demasiado slow el movimiento Slow en España?

Más que lento me parece que no está nada claro. Muchos no saben lo que es la moda sostenible, por que en realidad cambia cada día un poco de su significado. Por lo tanto, si no tienen claro lo que es ¿cómo van a luchar por ello? Hay tantas cosas tan diferentes detrás de este nombre… es como que te saquen una paleta de pinturas de plastidecor y te digan : Bueno, a partir de ahora todos estos colores son verdes, ¿vale? y claro, Si no lo entiendes por qué , no lo defiendes.
Creo que si hablaramos de impacto positivo, esto sería más creíble y más fácil de explicar incluso más transparente. Que cada marca declare su impacto positivo, en vez de listar todo lo que no hace (cosa que pasa en la moda sostenible : no hago basura, no gasto energía, no hago tal, no hago cual… pero claro, ¿con qué lo comparamos?).

El cliente tendrá que elegir con qué proyecto está de acuerdo, o qué impacto positivo le gusta más.

Eres una referencia en moda vasca, ¿crees que existen diferencias a nivel local respecto a cómo está el sector en el resto del país?

La verdad es que desconozco, no sabría responder a esta pregunta. Desde hace 5 años vivo en Francia, he pasado por 3 ciudades diferentes y allí se ven los dos lados del consumo : el desenfrenado y responsable. Supongo que en España es igual, también en el País Vasco.

Un tema fundamental, los canales de venta: en tiendas físicas ¿dónde podemos encontrar tus colecciones?  en tu página web hay e-shop, funciona bien ese canal, o al menos va creciendo?

A partir de Septiembre todos los productos de The Modubat se venderán en nuestra propia tienda on-line (themodubat.com). Soy yo la que gestiona la tienda desde el taller, echaba de menos hablar con el cliente directamente, incluso ofrecerle nuestros productos desde una comunicación más directa, sana y cercana. De esta manera también garantizo el mejor precio al cliente, ya que no hay intermediarios.

Tus prendas se venden también en Suecia, y el mercado allí no tiene nada que ver, ¿puedes contarnos dónde funciona mejor el estilo Modubat y qué diferencias encuentras?

Sí, es verdad que en Suecia hemos encajado muy bien. Pero también aquí en España y Francia. Creo que mis diseños responden a un estilo de vida, no a un país en concreto.
Creo que ahora estás viviendo en Francia, ¿el cambio de residencia ha sido por motivos profesionales?  Si es así,  ¿qué ventajas encuentras en Francia que España no estaba ofreciendo?

En general, en Francia se mira mucho el producto : la calidad y su procedendia. Aunque se haga más con los alimentos, también se hace con la ropa. También creo que en general hay un estilo más sencillo, y esto me gusta y me inspira. Pero también en España… Creo que responde a un estilo de vida saludable, responsabley con conciencia, y no a un país en concreto.
Por último, algún proyecto futuro que se pueda contar?

Si claro, a partir de Septiembre empezaré fuerte vía on-line en la web themodubat.com. Por motivos personales, cambio mucho de residencia, por lo tanto he tenido que adaptar el proyecto respetando esta vida nómada, lo que me aporta muchísimo en cuanto a la creatividad y respeto en el sentido más amplio de la palabra. Creo que al final también se refleja en el diseño. Al principio lo veía un poco difícil de gestionar, ahora en cambio, cada vez tengo más ilusión y creo que al proyecto le da un valor cosmopolita muy mío y me gusta cada vez más. A partir de septiembre, entonces, estaré entregada a la tienda on-line y al cliente e iremos modificando productos según la demanda. Espero disfrutar muchísimo de esta nueva era en contacto total y directo con mi gente The Modubat.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *